Aprendiendo a estar satisfechos
5 (100%) 1 vote

Reflexionar sobre nuestra existencia, implica como vamos aprendiendo a estar satisfechos.  En la Biblia encontramos diversos mensajes con bellas frases y lecciones para la vida. Sin embargo, hazte la pregunta ¿eres feliz con la situación actual?

(Filipenses 4:11) “He aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre.” 

El ser humano como tal, se caracteriza por vivir en una constante inconformidad.

Esta sensación influye en que haya un anhelo doloroso constante. Está bùsqueda de razones para continuar la existencia, implican nunca sentirnos conformes con el ahora.

Un malestar en el corazón y una sensación de insatisfacción por la vida, sea cual sea su escenario, puede presentarse.

No se puede tener todo bajo control

En los medios de comunicaciòn y en las redes sociales, nos inundan con mensajes de lo que debemos aspirar en la vida.

Artistas, modelos e «Influencers» en las redes sociales, nos abren las puertas de sus vidas.

Viajes, autos, lujos, dinero, etc son el modelo de vida ideal que cualquier seguidor quisiera aspirar.

En este marco, debemos tener cuidado de a quien seguimos. ¿De quienes aprendemos?.

Quizás se tiene en un pedestal a estrellas de cine y televisión, a ricos y famosos. Personas que admiramos y que viven la vida que soñamos.

Esta personas tienen por lo general muchos bienes materiales. Sin embargo, no es extraño pensar que estas personas pueden sentirse vacías e insatisfechas.

Eclesiastés 5:10-11 «Los que aman el dinero nunca tendrán suficiente. ¡Qué absurdo es pensar que las riquezas traen verdadera felicidad! Cuanto más tengas, más se te acercará la gente para ayudarte a gastarlo. Por lo tanto, ¿de qué sirven las riquezas? ¡Quizás solo para ver cómo se escapan de las manos!»

Aprender a vivir confiando en Dios, nos permitirá calmar esa sensación de insatisfacción que el dinero suele producir. Cuanto más ganas, más gastas y más quieres tener, creando un círculo compulsivo, que incrementa la sensación de vacío.

La Biblia dentro de sus mensajes, nos señala que podemos confiar en Dios, que siempre nos sustentará.

Nunca nos abandonará, y nos enseña, “No amen el dinero, estén contentos con lo que tienen” (Hebreos 13:5).A

Expresando nuestro agradecimiento a Dios 

En la vida debemos ser agradecidos. Quizás ahora mismo no tengas todo lo que aspiras, pero tienes vida. Empieza reconociendo los muchos dones que Dios te dio  como una bendición.

Quizás ahora no tengas muchas cosas terrenales. Podrías incluso perderlo todo de un momento a otro. Podrías no tener incluso, ni qué comer, ni vestir ni donde vivir.

Sin embargo, aún en la peor situación, Dios siempre está presente.

Todavía podemos depender de Dios para salvación eterna, que es mejor que cualquier cosa terrenal. El solo hecho de estar vivos, nos brinda la posibilidad de mejorar y prosperar. Alégrate y agradece de corazón por lo que tienes ahora mismo.

Es la promesa que Dios da a futuro, de pedir y recibir.  Dios da abundantemente a quien ora y se lo pide:  (2 Corintios 9:8).« Y Dios proveerá con generosidad todo lo que necesiten. Entonces siempre tendrán todo lo necesario y habrá bastante de sobra que compartir con otros

Por ello, aprende  estar satisfecho con la situación en la cual te encuentres, ahora mismo. Aprende a encontrar el mensaje de tus experiencias. Lo mejor está por venir.

Write A Comment