Puntúa este Post

Todas las personas tenemos  metas y planes a nivel personal, sin embargo, lo que podría ayudar mucho  al éxito de los mismos, es a quién tienes de aliado para conseguirlos. Por ello,  entrega a Dios todo lo que haces y él te prosperará.

Empieza considerando a Dios no solo como tu socio y amigo, sino también como alguien que te acompaña en cada paso de tu vida. Dios conduce e ilumina tus senderos,siempre y cuando se lo permitas

Es importante que analices, cuales son las metas que quieres alcanzar.  Busca que las mismas te  ayuden a tu propósito de vida, viviendo en base a la fe.

A veces muchas personas se pierden en el camino, pensando que el éxito personal se basa en la acumulación de bienes  materiales y dinero.

Si basas tu vida en preceptos cristianos, entenderás que esto no es cierto. Si bien no tiene nada de malo que busques alcanzar  un mayor bienestar económico para subsistir, amar al dinero y dejarte llevar por la ambición implica que se conviertan en el centro de tu vida, recuerda:

Mateo 6: 24 al 34:

«Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No se puede  servir a Dios y al Dinero»

Que nos basemos en las expectativas de lo que el mundo impone como éxito personal, podríamos confundirnos.

Dios no busca que sus hijos vivan en base a las cosas del mundo, pero si que cumplan su propósito de vida.

Deja todo en manos de Dios

A continuación compartimos algunas recomendaciones, a fin puedas comenzar tus proyectos  en concordancia con la fe cristiana:

  1. Cofia en Dios y entrega todas tus metas, sueños y anhelos de tu corazón.Recuerda lo que se señala en Proverbios 16: 3

    » Pon en manos de Dios todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.

  2. Piensa siempre en positivo, busca que tanto impacto puede tener lo que haces en la vida de los demás.

  3. Esfuérzate día  a día en ser mejor persona y cumple un buen trabajo, sea el lugar donde te encuentres.
  4. Intenta transmitir a las personas que te rodean tu testimonio en vida;  comparte como tu fe en Dios y Jesús  te ayudaron a superar cualquier dificultad  que puedas estar atravesando.
  5. Si sientes que ya no puedes soportar más la carga, apóyate en la Biblia   y en los valiosos mensajes que en ella se encuentran.
  6. Planifica tus proyectos sin hacer daño a nadie. Busca personas que vivan en base a su fe para que se apoyen mutuamente.
  7. Busca prepararte, aprender y ser humilde en tu relación con los demás. Toca puertas y construye puentes con personas que te edifiquen.
  8. Comparte tus planes con personas que vivan la fe como tú. No cometas el error  de rodearte con gente que te haga dudar de tus creencias.
  9. Busca capacitarte, planifica, trabaja duro y  busca a Dios en todo lo que haces. Nada te caerá del cielo si es que no te esfuerzas. pero confía tus proyectos y antepón a Dios por sobre todas las cosas. Recuerda lo siguiente:

Proverbios 3:6-8 
» Reconócelo en todos tus caminos,
Y él enderezará tus veredas».

 «No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;

» Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos».

Write A Comment