Puntúa este Post

A continuación compartimos que significa la prosperidad segun la Biblia.

Muchas veces se confunde la humildad con la pobreza absoluta, cuando esto no es así. Dios quiere que prosperes y mejores en tu vida.

Sin embargo,  hablar de prosperidad no está relacionada al dinero  o a  la economía  como se podría pensar.  La prosperidad según la Biblia se refiere a las bendiciones recibidas de Dios para nuestras vidas y que trascienden nuestra existencia misma.

La prosperidad no significa simplemente dinero o cualquier riqueza mundana. Esto va mucho más allá de esta simple lógica.

En primer lugar,  ponte a reflexionar. ¿No has escuchado que personas que lo han tenido todo, mencionan que sienten un gran vacío interior?

Eso sucede porque confunden el éxito personal a solo acumular dinero o riquezas materiales. La prosperidad que Dios promete está ligada a la gracia de Dios, a ser bendecido por su amor y sentir una protección constante hacia tu vida.

Si creces financieramente pero eso, en lugar de ayudarte a elevar como persona  o para ayudar al resto, te convierte en  un ser mezquino, tacaño o codicioso,  no es el tipo de crecimiento que Dios espera para tu vida.

La idea de prosperidad suena muy atractiva , pero pocas personas se dan cuenta de su verdadero significado bíblico.

Cuando pensamos en la prosperidad, tendemos a pensar en términos de dinero y riqueza financiera, pero la perspectiva de Dios es mucho más amplia.  Dios busca que puedas lograr la prosperidad eterna.

La prosperidad según la Biblia significa tener todo aquello que te haga falta para ser feliz, que te sientas conforme, bendecido, que te sientas en plenitud.

Dios quiere que sus seguidores tengan la prosperidad en todos los niveles. Que sientan que no les falta nada.

Entonces, cuando hablamos de prosperidad, también obtener mayores recursos se constituyen en una herramienta para ayudar a las demás personas. Dios escucha tus oraciones y tus pedidos, solo tienes que pedir para recibir:

Mateo 7:8  «Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.»

La prosperidad económica según la Biblia

Si necesitas mayor prosperidad económica, Dios te escuchará. Pero este recurso debe ser usado para algo bueno y positivo,  que  permita estar satisfechos.

Recuerda, cuando reconocemos a Dios y pedimos sus bendiciones en nuestras finanzas, Él responderá.  Sin  embargo, estas bendiciones tienes que mantenerlas en perspectiva.  Recuerda que todas las bendiciones te las ha propiciado Dios, no tu propia mano. Si desconoces eso,  no seguirás recibiendo bendiciones en tu vida.

Intenta ser una persona agradecida para seguir prosperando, debes reconocer a Dios en todo tu legado, para continuar recibiendo sus bendiciones.

Deuteronomio 8:17-18 
 y digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me han traído esta riqueza.

 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.

El concepto de dinero puede ser malinterpretado. En si mismo  no es malo, sino es el uso que se pretende dar a él .

Así  mismo, otro problema es que tanta importancia se le da al dinero en nuestras vidas. Anteponer el dinero a Dios se constituye en el problema principal.

Puedes usar el dinero para comprar cosas básicas para subsistir , para ayudar a tus seres queridos, para practicar la caridad. Sin embargo, el dinero no debe ser el centro de nuestras vidas.  El amor desmedido al dinero, termina perdiendo a las personas, se extravían en su fe y traicionan sus propios principios.

 Timoteo 6:10 «porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores».

Dios quiere que tu prosperes en tu vida

Prosperar en todas las área de tu vida significa tener recursos suficientes para subsistir, pero también salud, felicidad, afecto y bienestar emocional.

Cuando miramos familias felices, con matrimonios estables, con valores, que respetan a los demás, que son piadosos y saludables, esa es prosperidad.

Cuando observamos a personas que tienen éxito en su profesión y que son felices de ejercerla, esa es prosperidad. Se nota su alegría en sus rostros y el trabajo no se constituye en una carga sino todo lo contrario, se sienten en plenitud, esa es prosperidad.

La verdadera prosperidad según la Biblia,  parte de la verdad de Dios quien te está bendiciendo. Esta afecta a nuestro espíritu profundamente.

Por ello, Dios quiere que prosperes en todos los aspectos, pero sobretodo, espera que haya mucha felicidad en tu corazón para ti y los tuyos.

Versículos de la Biblia sobre prosperidad económica

A continuación compartimos algunos versículos sobre la prosperidad según la Biblia.

3 Juan 1:2 Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

2 Corintios 9:10-12

Pues es Dios quien provee la semilla al agricultor y luego el pan para comer. De la misma manera, Él proveerá y aumentará los recursos de ustedes y luego producirá una gran cosecha de generosidad en ustedes. Efectivamente, serán enriquecidos en todo sentido para que siempre puedan ser generosos; y cuando llevemos sus ofrendas a los que las necesitan, ellos darán gracias a Dios. Entonces dos cosas buenas resultarán del ministerio de dar: se satisfarán las necesidades de los creyentes de Jerusalén y ellos expresarán con alegría su agradecimiento a Dios.

Salmos 37:3-5 «Confía en el Señor y haz el bien; entonces vivirás seguro en la Tierra y prosperarás. Deléitate en el Señor, y Él te concederá los deseos de tu corazón. Entrega al Señor todo lo que haces; confía en Él, y Él te ayudará.»

Jeremías 29:11“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros” —declara el Señor— “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza”.

Filipenses 4:19 «»Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús».

Deuteronomio 8:11

«El Señor te dará prosperidad en la Tierra que les juró a tus antepasados que te daría, te bendecirá con muchos hijos, gran cantidad de animales y cosechas abundantes».

Proverbios 28:25 «La avaricia provoca pleitos; confiar en el Señor resulta en prosperidad».

1 Samuel 25:6¡   Paz y prosperidad para ti, para tu familia y para todo lo que posees!

Nehemías 2:20 «El Dios de los cielos, Él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos, porque vosotros no tenéis parte ni derecho ni memoria en Jerusalén».

Write A Comment