Si eres una persona formada en base a fe, debes conocer la importancia del bautismo para los cristianos.

El bautismo es una parte integral del cristianismo.  Por ello, es fundamental que entendamos el significado del bautismo y su lugar en la historia cristiana.

La Biblia nos enseña acerca del bautismo, el significado y la razón del bautismo. Por ello, debemos reconocer la importancia de  obedecer los mandamientos de Dios para heredar el reino de los cielos.

¿Qué significa el bautismo? 

El bautismo implica la adopción y admisión al cristianismo y se asocia al uso del agua. Dependiendo de la Iglesia, se usará el bautismo por inmersión, por aplicaciòn de agua o salpicar el agua.

La esencia del Bautismo es la purificación por medio del uso del agua.

Fue Juan el bautista  el primero en hacer uso de él y señalaba que el bautismo significaba la conversión  y purificación del pecado. Juan el bautista era pariente de Jesús y en algunas interpretaciones de la Biblia (entendiendo que las escrituras han sido traducidas) se deduce que era su primo segundo.

Según la Biblia, Juan el bautista, anunciaba una buena nueva. Habría una persona a futuro, que no bautizaría con agua, sino en nombre del espíritu santo.

Juan 1:6-8  ·”Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.

Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.

 No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz”.

Es decir, de acuerdo a las sagradas escrituras, Juan el Bautista fue enviado por Dios para dar testimonio de la luz  (es decir, de Jesús). Cuando Juan el bautista bautizó a Jesús, se narra que se vio el espíritu santo bajar y apoyarse sobre la cabeza de Jesús. Juan el bautista anuncia que Jesús bautizaría a partir de ese tiempo a nombre del espíritu santo y que era él “hijo de Dios”.

Posteriormente, Jesús bautizaría también a sus discípulos, que también bautizarían a más personas.

Jesús dijo que los que lo aman deben obedecer sus mandamientos: Juan 14:15 “La promesa del Espíritu Santo.  Si me amáis, guardad mis mandamientos”.

En este contexto, se  entiende que los creyentes deben obedecer  y creer las buenas nuevas de su evangelio y las enseñanzas que se dan. Entre las enseñanzas está la necesidad de ser bautizados:

Marcos 16:16 “El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”. 

¿Cuál es la importancia del bautismo para los cristianos?

Toda persona cristiana, debe conocer la importancia de ser bautizada.

La importancia del bautismo es que permite  la expiación del pecado y la salvación.

Cuando recordamos que Jesús fue la primera persona que empezó a bautizar en nombre del Espíritu Santo, vamos comprendiendo las gran importancia del bautismo en nuestras vidas.

Los seguidores de Jesucristo fueron los primeros en ser bautizados en  el nombre del Espíritu Santo. Por ello, aparte de  aceptar por medio del bautismo este mandamiento tan importante,  permitió que prueben que eran verdaderos creyentes de las enseñanzas de Cristo. Estos primeros seguidores se convirtieron en sus discípulos y difundieron sus enseñanzas.

El bautismo en los tiempos bíblicos era muy diferente del bautismo de hoy en día. Mientras que las iglesias modernas a menudo rocían ligeramente agua bautismal en los bebés, en la Biblia se habla de personas adultas que toman una decisión  consciente para bautizarse. Estos hombres y mujeres creyeron en Jesucristo y querían obedecer su mandato.

El significado del bautismo para los cristianos

El bautismo en forma de inmersión total, ilustra cómo nuestros pecados serán perdonados por Dios.

La inmersión total ayudó a los fieles a ver que la gracia de Dios es necesaria para la salvación.

Cuando la persona bautizada queda inmersa en el agua, es una forma de representar “la muerte del pecado” .  Así mismo, cuando sale fuera de ella, se  vislumbra una forma de “nacer de nuevo”  una nueva vida de salvación.

El bautismo permite que los fieles puedan tener una idea paralela de lo que pasó con Jesús. Cuando Jesús muere, posteriormente resucita entre los muertos. Por ello, al igual que la resurrección de Jesús, una persona que es bautizada, al ser  sumergida en el agua, la anterior persona pecadora que era “muere” y al salir del agua empezará su nueva vida.

Con el bautismo nacemos de nuevo 

Después de este renacimiento, las personas que creen buscarán seguir su vida en base a las enseñanzas de Dios.

Si aceptamos los preceptos que Dios nos ha enseñado, lograremos alcanzar la vida eterna,  bendiciones y la gracia de Dios.

Dios nos da la vida y muchas bendiciones todos los días. Por medio del bautismo nos permite nacer de nuevo y limpiar todos nuestros pecados.

Por ello, Dios ha mandado a su hijo Jesús en su representación y de esta manera, debemos depositar nuestra fe en él y creer en su evangelio.

Para que puedas optar por el sacramento del bautismo  a una edad adulta, primero, debes comenzar mostrando arrepentimiento por tus pecados.

Seguidamente, busca a través de tu fe dirigirte a Dios. Sigue el mandato de Jesús y lava tus pecados a través del bautismo.

Mediante el bautismo, nacemos de nuevo en nombre de Dios. El señor no defraudará su promesa y de acuerdo a Jesús, estamos seguros al cuidado de Dios.

Debemos confiar en la palabra de Dios y la Biblia deja claro que Dios es fiel a su palabra. Incluso Jesús eligió el bautismo porque Dios lo requirió de todos nosotros, como encontramos en Mateo 3:13-17

13 Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.

14 Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿y tú vienes a mí?

15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.

16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.

17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

 Si Jesús, quien fue sin pecado, fue bautizado, todos los que somos pecadores no podemos ignorarlo. Debemos seguir su ejemplo, aquí cómo lo hacemos en otras partes de la vida.

Entonces,  acepta a Dios en tu corazón y reconoce la importancia del bautismo. Quizás ya hayas recibido el bautismo desde la niñez. Por ello, considera esto como la forma que Dios perdona tus pecados y te permite comenzar de nuevo ¡confía!

Versículos de la Biblia sobre el bautizo

A continuación compartimos textos bíblicos sobre el bautismo, a fin reflexionemos lo que dice la palabra de Dios sobre ellos.  Esperamos que sea de su agrado.

Romanos 6:4 :  Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.

Mateo 28:19-20  : Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.

 Pedro 3:21 La cual simboliza el bautismo que ahora los salva también a ustedes. El bautismo no consiste en la limpieza del cuerpo, sino en el compromiso de tener una buena conciencia delante de Dios. Esta salvación es posible por la resurrección de Jesucristo.

Hechos 2:38 Arrepiéntase y bautícese cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados —les contestó Pedro—, y recibirán el don del Espíritu Santo.

Marcos 16:16 El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado.

Juan 3:5 Yo te aseguro que quien no nazca de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios —respondió Jesús—.

Romanos 6:3  ¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús, en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte?

Hechos 22:16  Y ahora, ¿qué esperas? Levántate, bautízate y lávate de tus pecados, invocando su nombre.

Gálatas 3:26-27 Todos ustedes son hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús, porque todos los que han sido bautizados en Cristo se han revestido de Cristo.

Lucas 3:21-31 Un día en que todos acudían a Juan para que los bautizara, Jesús fue bautizado también. Y mientras oraba, se abrió el cielo, y el Espíritu Santo bajó sobre él en forma de paloma. Entonces se oyó una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo.»

1 Corintios 12:13 Todos fuimos bautizados por un solo Espíritu para constituir un solo cuerpo —ya seamos judíos o gentiles, esclavos o libres—, y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu.

Tito 3:5  Él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por su misericordia. Nos salvó mediante el lavamiento de la regeneración y de la renovación por el Espíritu Santo.

Juan 1:33 Yo mismo no lo conocía, pero el que me envió a bautizar con agua me dijo: “Aquel sobre quien veas que el Espíritu desciende y permanece, es el que bautiza con el Espíritu Santo.”

Hechos 19:4 Pablo les explicó: ―El bautismo de Juan no era más que un bautismo de arrepentimiento. Él le decía al pueblo que creyera en el que venía después de él, es decir, en Jesús.

Hechos 19:5-6 | Al oír esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Cuando Pablo les impuso las manos, el Espíritu Santo vino sobre ellos, y empezaron a hablar en lenguas y a profetizar.

Hechos 2:41 Así, pues, los que recibieron su mensaje fueron bautizados, y aquel día se unieron a la iglesia unas tres mil personas.

Hechos 10:47-48 —¿Acaso puede alguien negar el agua para que sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros?