La educación de los hijos es un aspecto a tener en cuenta desde que somos padres – tenemos la obligación moral de encaminarlos en un sendero lleno de justicia libre de manchas. Si eres un padre y llegaste hasta aquí las citas bíblicas sobre la educación de los hijos ayudaran a comprender que les hace falta.

Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que Sus ángeles en los Cielos ven siempre el rostro de Mi Padre que está en los Cielos. Mateo 18:10

Dios desde los cielos esta mirando a los pequeños de la casa así que edúcalos bien en los mandamientos del Señor y serán bendecidos.

El marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos. 1 Corintios 7:14

La instrucción en la doctrina de Dios viene desde casa, si el padre o la madre cumple con las enseñanzas de nuestro Señor se están convirtiendo en un ejemplo para los hijos y ellos serán santificados en consecuencia.

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él. Proverbios 22:6

Si educamos a nuestros hijos como corresponde desde pequeños, ellos no olvidaran lo aprendido aun así pasen muchos años cuando ya no estén.

No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad. 3 Juan 1:4

El Señor se alegra si formamos a nuestros hijos en el bien ¿no es justo corresponder el amor de Dios transmitiendo sus enseñanzas?

El niño dejado a sus caprichos es vergüenza de su madre. Proverbios 29:15

La falta de educación de los hijos es sinónimo de que los padres no están cumpliendo con sus deberes – instrúyelos o sufrirás las consecuencias en el futuro.

Estas palabras que Yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Deuteronomio 6:6,7

La educación no se puede negar a nuestra herencia, si fuimos instruidos con las palabras de Dios tenemos el mandato de enseñarlo a nuestros hijos.