La formación espiritual es un camino al que llegamos tras cambiar de vida y dejamos en el pasado todo lo que nos hace vacilar en nuestro corazón. Si tu quieres ayudar a alguien con citas bíblicas sobre la formación espiritual aquí tenemos grandes enseñanzas para aquellos corderos que aun sufren de inquietudes.

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del Hijo de Dios, a la condición de un hombre maduro, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; sino que hablando la verdad en amor, crezcamos en todos los aspectos en aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, Efesios 4:13-15

El Señor nos llama a conocer al hijo de Dios a quien hizo a su imagen y semejanza para que nosotros imitáramos sus acciones es por eso que las palabras de Dios en la Biblia son una herencia de formación para nosotros.

Para que ya no seamos niños, sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error; Efesios 4:14

Siguiendo las palabras escritas en la Biblia desarrollaremos el coeficiente suficiente para no caer en el pecado – el cual muchas veces se viste con diferentes caras para engañarnos sin que nos demos cuenta que algo anda mal.

Por tanto, de la manera que recibisteis a Cristo Jesús el Señor, así andad en El; firmemente arraigados y edificados en El y confirmados en vuestra fe, tal como fuisteis instruidos, rebosando de gratitud. Colosenses 2:6-7

Los evangelios de la Biblia nos cuentan la vida de Jesús en Galilea donde El transmitió los mensajes de su Padre Celestial para que nosotros tengamos virtudes. Nosotros debemos devolverle en agradecimiento sus enseñanzas practicando el mandato de Dios.

Para que sean alentados sus corazones, y unidos en amor, alcancen todas las riquezas que proceden de una plena seguridad de comprensión, resultando en un verdadero conocimiento del misterio de Dios, es decir, de Cristo, sentado a la diestra del trono de Dios. Colosenses 2:2

Las riquezas de las que nos hablan estas palabras son el conocimiento y el entendimiento pero en una dimensión especial a la que solo se puede llegar por medio de la Fe conversando con nuestros corazones.

Hermanos, no seáis niños en la manera de pensar; más bien, sed niños en la malicia, pero en la manera de pensar sed maduros. 1 Corintios 14:20

Cuando crezcamos y podamos llevar una formación espiritual adecuada es cuando podremos afrontar las situaciones de la vida con la cabeza fría sin hacer daño a nadie.